PARTES DE LA GRAMÁTICA

La gramática es la ciencia que estudia los elementos de una lengua y sus combinaciones.
Comprende tres partes:
1- La fonología que estudia los fonemas de una lengua y su combinación para formar unidades mayores.
2- La morfología que estudia la estructura de las palabras, desde el punto de vista de sus constituyentes formales.
3- La sintaxis que estudia la forma en que se combinan las palabras en los grupos sintácticos, en las oraciones o en los conjuntos oracionales.


Fonología

El abecedario latino

En la época clásica el abecedario latino constaba de los siguientes 21 signos:
A B C D E F G H I K L M N O P Q R S T U X
Más tarde, para poder transcribir algunas palabras griegas, se introdujeron la Y y la Z.

División de los fonemas

  1. Vocales: 5 breves (A,E,I,O,U) y 5 largas (A,E,I,O,U)
  2. Semivocales: I y U
  3. Diptongos: AE, OE, AU
  4. Consonantes: B C D F G H K L M N P Q R S T X

La acentuación

Las palabras latinas no llevan acento gráfico o tilde. Pero sí que tienen, como todas las lenguas, acento tónico. La colocación de la sílaba tónica depende de la cantidad de la penúltima sílaba, si esta es larga la palabra es plana, si es breve la palabra es esdrújula

Morgología

El latín es una lengua flexiva, esto significa que las palabras se componen de una base fija a la que se añaden una serie de elementos variables que sirven para indicar las diversas categorías gramaticales, es decir, en los nombres: el género (masculino, femenino y neutro), el número (singular y plural) y el caso (las funciones sintácticas), y en los verbos: el tiempo, modo, persona, número y voz.
No todas las palabras del latín son flexivas, aunque sí la mayoría. Según esto, hay dos clases de palabras en latín:
  • Variables o flexivas: sustantivos, adjetivos, pronombre y verbos.
  • Invariables: adverbios, preposiciones y conjunciones

En la flexión nominal es donde el latín se diferencia más de las lenguas románicas, ya que si en éstas la terminación nominal sólo indica el género y el número de las palabras, en latín además aporta el caso, o sea la función sintáctica de las palabras