INICIO |   INTRODUCCIÓN |   COMEDIA |   TERENCIO |   TRAGEDIA |   SÉNECA Actividades

Titus Maccius Plautus








Amphitruo
Acceder al texto(bilingüe)

Amphitruo


En ausencia del general tebano Anfitrión, el dios Júpiter, enamorado de la esposa de aquél, Alcmena, toma la forma de Anfitrión con el fin de poder aprovecharse de Alcmena. En la obra de Plauto, Júpiter se sirve de un cómplice, que no es otro que su hijo Mercurio, el mensajero de los dioses y dios de los ladrones y tramposos; este dios se reviste de la figura de Sosia, siervo de Anfitrión (de donde procede el término español “sosia”, que designa a alguien que posee tanto parecido con otra persona, que puede ser confundida con ella). Se consuma, al final, la unión entre Júpiter y Alcmena, y ésta queda embarazada, aunque ya lo estaba de un niño anterior engendrado en ella por su verdadero marido. Por lo demás, para poder disfrutar con mayor placer de la compañía de Alcmena, el rey de los dioses, Júpiter, hace que la noche dure el triple de lo normal. Al día siguiente, los verdaderos Anfitrión y Sosia regresan de la guerra, y el resto de la comedia se desarrolla, para la mayor hilaridad del público, entre la confusión de marido y mujer, cada uno de los cuales acusa al otro de adulterio, y las burlas que Mercurio dedica a amo y esclavo con motivo del engaño que ha tenido lugar la noche anterior. Júpiter volverá a presentarse en un descuido del marido, y vuelve a engañar a Alcmena. Anfitrión descubre la casi total identidad entre él y su doble, pero ataca a su verdadero esclavo tomándolo por Mercurio. Al final, se anuncia el doble nacimiento del semidiós Hércules y del hijo del verdadero Anfitrión, Íficles. Júpiter aparece en todo su esplendor y majestad cuando el amo de la casa pone en duda el origen divino de Hércules; confirma el relato, aclara lo sucedido y pide al marido que disculpe y respete a la esposa.


Menaechmi
Acceder al texto

    Menaechmi

    La risa la provocan los equívocos protagonizados por dos hermanos gemelos, separados cuando eran niños y que coinciden años después en una ciudad para ser constantemente confundidos:
    Menecmo y Sosicles son dos hermanos gemelos que fueron separados cuando niños pues Menecmo se pierde en un viaje que realiza con su padre y es adoptado por una familia bien de Epidamno. Su padre tras la pérdida muere y Su abuelo cambia el nombre a Sosicles por el de Menecmo.
    La comedia comienza cuando Sosicles, ya adulto, que lleva mucho tiempo fuera de Siracusa, donde vive, buscando a su hermano perdido, llega a Epidamno. Entonces, desesperado y casi arruinado, tienen lugar una serie de acontecimientos y confusiones, debidas al extraordinario parecido entre los hermanos, que terminaran con el reencuentro de los gemelos.



Bacchides
Acceder al texto (biningüe)

    Bacchides

    Las protagonistas son dos jóvenes gemelas llamadas ambas Bácchide. Esto provoca el enredo pues dos jóvenes amigos se han enamorado de dos prostitutas llamadas Báquide. Una de ellas ha sido vendida a un soldado, y el joven consigue que su esclavo engañe al padre y le saque el dinero, pero antes de rescatarla, su amigo anuncia que ama a Báquide. El joven piensa que ha sido traicionado, devuelve el dinero al padre y pone al descubierto el engaño del esclavo. Poco después se entera de que realmente su amigo ama a otra Báquide, por lo que tienen que inventar un nuevo engaño para poder obtener de nuevo el dinero del padre, y duplicado porque tienen que rescatar a dos Báquides. Finalmente los amigos y sus padres se unen en una gran orgía con las Báquides.